D OFICCIAL STREET TEAM

viernes, 26 de junio de 2009

2da Noche, Casualidad



Era una noche fría en la aldea oculta del sonido las nubes oscuras obstruyan las bellas estrellas del firmamento, la luna llena brillaba en el cielo mas de lo común no habían muchas personas afuera de sus hogares. Había una aparente paz en la aldea a acepción de unas cuantas riñas de borrachos en los bares.

Un aspirante a shinobis caminaba cerca del parque, los flequillos de su cabello negro le cubrían la frente , sus anteojos oscuros no dejaban observar la tonalidad de sus ojos, el joven observaba detenidamente las nubes en el firmamento, las cuales habían sido su única compañía durante mucho tiempo, - ''Me Pregunto.. Si Tengo las Habilidades Necesarias Para ser un Shinobi''- se repetía el joven en la cabeza mientras entraba al parque de la aldea, luego observo detenidamente el Lugar, intentando buscar el rincón más solitario para poder pensar a solas.

la luna hermosa cautivaba las miradas de la joven kunoichi de tez pálida, que no dejaba pasar una sola noche sin visitarla en el parque, siempre disfrutaba al sentarse bajo el árbol mas grande dejando que el viento juegue entre sus oscuros y largos cabellos, pero esa noche era diferente porque presentía algo no sabia que era, se encontraba ansiosa, es entonces cuando deja de mirar la luna para dirigir sus ojos color carmín hacia un joven solitario que se paseaba por el parque, preguntándose a si misma
es coincidencia mi presentimiento con la aparición de este joven...?

El revisa con la mirada todos los lugares del parque, ''Al Parecer Esta Desierto, Perfecto'' Pensó el aspirante a shinobi hasta que cruza la mirada con una joven de ojos carmín la cual se encontraba bajo un árbol, Esos ojos le recordaban algo al joven, algo que no sabia que era, tal vez fuera sobre su pasado incierto.

sus miradas se cruzaron en un espontáneo instante, un instante único, era algo que hace tiempo no sentía la kunoichi era una incertidumbre, era como si conociera a ese joven, por miedo a esa sensación bajo la mirada dirigiéndola de nuevo a la luna, en ese momento kirara (su gata negra) bajaba del árbol algo inquieta, luego de mirar al joven empezó a correr en dirección al el, llegando hasta sus piernas rodeándolas y maullando tiernamente, ese gesto en kirara era algo extraño generalmente no era tan amigable con los extraños, ese comportamiento provoco en aku aun mas incertidumbre sobre ese chico.
La gata caminaba alrededor de él maullando, el Joven se dio Cuenta de que esa gata era de aquella extraña chica y abrió la boca haciendo un gesto de repugnancia - Aleja esa Cosa de mí –

Al escuchar aquel tono tan desagradable, la kunoichi del sonido se levanta irritada dirigiéndose a prisa hasta donde aquel caprichoso reposaba, -kirara es un desperdicio que gastes tu amabilidad en él- menciona pasando a su lado, los ojos de aquel chico le seguían intrigando pero aquel los mantenía ocultos tras esos lentes oscuros. La insignia de su clan se podía ver claramente en la manga de su chaleco, el símbolo del clan nara al parecer eso había cautivado por unos instantes la atención del muchacho que no reprochaba para nada la respuesta odiosa de aku, -el clan nara.. esta sensación!- el joven aprieta su puño por más que quisiera no podía recordar, porque esa insignia le era tan familiar, los malditos que le habían arrebatado su pasado no le dejaron ni una pista, nada que le pudiera ayudar.




-Como te llamas?-

El tono de su voz ahora sonaba un poco más amable lo que realmente le sorprendió a la chica que esperaba una respuesta más grosera, porque tan derepente es tan amable? Se pregunta, dándose cuenta de que el la observa de manera fija y detallada, que molesto ¡ tsk- susurra para ella misma.

-Nara Aku-
Adjunta de manera cortante dirigiendo una tierna mirada a su gata a la que acaricia la cabeza. La mano empuñada del chico apretaba más ese nombre, ese nombre había desencadenado una serie de recuerdos borrosos en su mente, el caos de aquellas imágenes sin sonidos hacia que su cabeza empezara a doler, derepente y como si fuese uno de sus recuerdos, el sueño que había tenido los últimos años venia a su cabeza con una clara imagen , esa chica aquella que estaba frente a él, era la misma pequeña con la que soñaba cada noche.

-aku chan!-

Pronuncia en un leve tono que se lleva el viento, su cuerpo se desploma en un segundo cayendo al suelo, su cabeza parecía reventarse por dentro la tibia sangre resbala por una de sus fosas nasales, por fin había encontrado lo que tanto había extrañado, era ella a la única que había extrañado, era por ella porque había aguantado tanto tiempo.

miércoles, 24 de junio de 2009

Media noche -1-

TITERE



Una luna, y tú mano
una noche y tu llanto
cantando entre incoherentes lamentos
bailamos bajo el negro cielo
el gato que nos mira sonriendo desde el árbol
maulla, mientras te recojo en pedazos
juntando las partes, armandote mi titere.


Es de noche, quieres dormir ya?
en mi mano tu cabeza.
donde la debo poner?
el gato se tragó la última pieza.
Ahora eres un titere sin mano
bailemos, bajo el negro cielo
una princesa en dedazos llora
por ver la noche caer.

una luna y tú mano
una noche y mucho llanto
lamentándoce entre incoherentes cantos
bailaremos hasta morir.