D OFICCIAL STREET TEAM

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Media noche -4-

UN GRITO SILENCIOSO


La luz que se cuela por la ventana
Ilumina de apoco la penumbra
En donde se escondes tus ojos,
Aquellos que de vez en cuando
Me prestan algo de atención.


Y aquí estoy a tu lado, lanzando gritos
Desesperados, grito!, grito!, y grito!
Sin ser escuchada
A caso moriré ignorada?


Tengo tantas cosas que decirte,
Tantas caricias para darte,
Tantos suspiros para regalarte…

Pero heme aquí ¡
Apilada en el rincón del olvido
Siendo el polvo mi único amigo.

Mi tiempo se detuvo en el último baile
Que me concediste,
Ahora mi hermoso
Vestido no es más que un harapo
Viejo y maltratado…

Mi brazo se ha soltado, mis ojos ya no brillan
Pero mi corazón aún palpita por ti amo.

¡Sálvame y juega conmigo otra vez!


Aku desu!

martes, 24 de noviembre de 2009

Media noceh -3-

Y estaba allí echada, indefensa ¡! Ah donde había ido a parar toda su prepotencia, su autoridad, donde estaba esa mirada triunfadora? Ni si quiera su voz servia ya, de sus carnosos labios salía agonizante el sonido de un patético sollozo.. tu no eras hermosa y cantabas? No todos te admiraban y morían por ti? .. . . acaso no intentaste muchas veces volver a tener lo que desechaste?

Porque me miras así? Crees que tendré piedad? Jajajajajaja .. permíteme ahogarme entre mi risa, porque no hay situación que disfrute más que el verte postrada ante mis pies, hoy no eres grande, no eres la diva, no eres no eres. . . . Perdón.. hoy si eres alguien .. eres mi victima! Pero vamos no hagas esa cara… te prometo que me divertiré mucho! Todos tus cabellos los dorados y los descoloridos caerán manchados junto a tu rostro inerte! Hoy asquerosa lombriz clavare la punta de mi tacón en lo hondo de tu pecho.. y la sangre se esparcirá a tu alrededor. .. . que lastima porque mis zapatos se mancharan.. ..

sábado, 21 de noviembre de 2009

Media noche -2-

Sofocante el día llega a su fin, el sol cansado sede su turno en lo alto del infinito cielo a la luna que poderosa brilla sobre la tierra. La brisa que de gélido tacto se aposenta en forma condensada sobre la superficie del lago, sin duda una solitaria noche, que ha hecho la muñeca que de forma melancólica canta al lago?

Lago! Dime tú que cada noche amas a la luna en secreto , dime como no este celoso del viento que la alcanza, dime como haces para esperar atento a que el sol se oculte día tras día? , adjunta en tono bajo aquella muñeca de cuyas manos unas gotas escarlatas empiezan a caer sobre las cristalinas aguas de aquel lago.

No es que no este celoso, no es que no me importe solo me he resignado a mi destino inútil, siempre estaré aquí abajo viéndola apoderarse de la noche, viendo como el viento le acaricia en lo alto, en cambio tú parece no haberte conformado con tu destino … a caso aquella sangre que mancha mis cristalinas aguas .. Es la sangre del corazón de tu amado? Responde mientras sus aguas se agitan alrededor de aquella muñeca.

Señor lago, en mis manos no tengo el corazón de mi amado, en cambio es el mío.. Quise dárselo a él para que siempre estuviéramos juntos.. Pero lo encontré olvidado al lado de un árbol, me pregunto si solo lo olvido o prefirió dejarlo olvidado a gusto?, menciona con voz sollozante mientras estira sus brazos mostrando el corazón maltratado que apenas palpitaba.

viernes, 26 de junio de 2009

2da Noche, Casualidad



Era una noche fría en la aldea oculta del sonido las nubes oscuras obstruyan las bellas estrellas del firmamento, la luna llena brillaba en el cielo mas de lo común no habían muchas personas afuera de sus hogares. Había una aparente paz en la aldea a acepción de unas cuantas riñas de borrachos en los bares.

Un aspirante a shinobis caminaba cerca del parque, los flequillos de su cabello negro le cubrían la frente , sus anteojos oscuros no dejaban observar la tonalidad de sus ojos, el joven observaba detenidamente las nubes en el firmamento, las cuales habían sido su única compañía durante mucho tiempo, - ''Me Pregunto.. Si Tengo las Habilidades Necesarias Para ser un Shinobi''- se repetía el joven en la cabeza mientras entraba al parque de la aldea, luego observo detenidamente el Lugar, intentando buscar el rincón más solitario para poder pensar a solas.

la luna hermosa cautivaba las miradas de la joven kunoichi de tez pálida, que no dejaba pasar una sola noche sin visitarla en el parque, siempre disfrutaba al sentarse bajo el árbol mas grande dejando que el viento juegue entre sus oscuros y largos cabellos, pero esa noche era diferente porque presentía algo no sabia que era, se encontraba ansiosa, es entonces cuando deja de mirar la luna para dirigir sus ojos color carmín hacia un joven solitario que se paseaba por el parque, preguntándose a si misma
es coincidencia mi presentimiento con la aparición de este joven...?

El revisa con la mirada todos los lugares del parque, ''Al Parecer Esta Desierto, Perfecto'' Pensó el aspirante a shinobi hasta que cruza la mirada con una joven de ojos carmín la cual se encontraba bajo un árbol, Esos ojos le recordaban algo al joven, algo que no sabia que era, tal vez fuera sobre su pasado incierto.

sus miradas se cruzaron en un espontáneo instante, un instante único, era algo que hace tiempo no sentía la kunoichi era una incertidumbre, era como si conociera a ese joven, por miedo a esa sensación bajo la mirada dirigiéndola de nuevo a la luna, en ese momento kirara (su gata negra) bajaba del árbol algo inquieta, luego de mirar al joven empezó a correr en dirección al el, llegando hasta sus piernas rodeándolas y maullando tiernamente, ese gesto en kirara era algo extraño generalmente no era tan amigable con los extraños, ese comportamiento provoco en aku aun mas incertidumbre sobre ese chico.
La gata caminaba alrededor de él maullando, el Joven se dio Cuenta de que esa gata era de aquella extraña chica y abrió la boca haciendo un gesto de repugnancia - Aleja esa Cosa de mí –

Al escuchar aquel tono tan desagradable, la kunoichi del sonido se levanta irritada dirigiéndose a prisa hasta donde aquel caprichoso reposaba, -kirara es un desperdicio que gastes tu amabilidad en él- menciona pasando a su lado, los ojos de aquel chico le seguían intrigando pero aquel los mantenía ocultos tras esos lentes oscuros. La insignia de su clan se podía ver claramente en la manga de su chaleco, el símbolo del clan nara al parecer eso había cautivado por unos instantes la atención del muchacho que no reprochaba para nada la respuesta odiosa de aku, -el clan nara.. esta sensación!- el joven aprieta su puño por más que quisiera no podía recordar, porque esa insignia le era tan familiar, los malditos que le habían arrebatado su pasado no le dejaron ni una pista, nada que le pudiera ayudar.




-Como te llamas?-

El tono de su voz ahora sonaba un poco más amable lo que realmente le sorprendió a la chica que esperaba una respuesta más grosera, porque tan derepente es tan amable? Se pregunta, dándose cuenta de que el la observa de manera fija y detallada, que molesto ¡ tsk- susurra para ella misma.

-Nara Aku-
Adjunta de manera cortante dirigiendo una tierna mirada a su gata a la que acaricia la cabeza. La mano empuñada del chico apretaba más ese nombre, ese nombre había desencadenado una serie de recuerdos borrosos en su mente, el caos de aquellas imágenes sin sonidos hacia que su cabeza empezara a doler, derepente y como si fuese uno de sus recuerdos, el sueño que había tenido los últimos años venia a su cabeza con una clara imagen , esa chica aquella que estaba frente a él, era la misma pequeña con la que soñaba cada noche.

-aku chan!-

Pronuncia en un leve tono que se lleva el viento, su cuerpo se desploma en un segundo cayendo al suelo, su cabeza parecía reventarse por dentro la tibia sangre resbala por una de sus fosas nasales, por fin había encontrado lo que tanto había extrañado, era ella a la única que había extrañado, era por ella porque había aguantado tanto tiempo.

miércoles, 24 de junio de 2009

Media noche -1-

TITERE



Una luna, y tú mano
una noche y tu llanto
cantando entre incoherentes lamentos
bailamos bajo el negro cielo
el gato que nos mira sonriendo desde el árbol
maulla, mientras te recojo en pedazos
juntando las partes, armandote mi titere.


Es de noche, quieres dormir ya?
en mi mano tu cabeza.
donde la debo poner?
el gato se tragó la última pieza.
Ahora eres un titere sin mano
bailemos, bajo el negro cielo
una princesa en dedazos llora
por ver la noche caer.

una luna y tú mano
una noche y mucho llanto
lamentándoce entre incoherentes cantos
bailaremos hasta morir.


viernes, 27 de marzo de 2009

1ra Noche, Amistad







La luna se alza plateada rebozante enérgica y misteriosa cubriendo con su luz todo alrededor de los abrasadores arrozales, mismos que se mueven en un vaivén danzante junto a la brisa, esta recorre un largo camino y extranjera se vuelve trayendo aromas de diferentes sitios por los que ha pasado, la brisa resulta también piílla de sus propios actos al colarse por las ventanas sin avisar y como si fuese dueña de las casas que visita, descarada brisa que se atreve a acariciar aquel rostro pálido ese rostro que carece de expresión, acaso una muñeca era la que miraba esa luna? Pareciese marioneta del destino, y este su verdugo que la obliga a ver cada noche tan hermosa luna que opaca su misma belleza.

Los sonidos son buenos y malos según los analices, hay sonidos que aturden y molestan a los oídos haciéndolos estallar, en cambio hay sonidos que te elevan hasta un estado en el que tu oído y tu propio ser parecen no ser y flotar nada más, también hay sentimientos que no se pueden describir, la amistad! Un amigo, una amiga, que era la amistad en verdad?, una mano que te ayuda a levantar, un consejo que te anima?, o alguien que suele solo escuchar?.

La pálida chica caminaba una noche, típica noche en la que la luna opacaba su brillo con su luz, su rostro se mostraba más neutro que el de una muñeca recién tallada, porque esa grande luna la quería opacar?, pregunta que iba y venia, cada noche, nunca podría responderle con gentileza, a pesar de las largas horas que le dedicaba a tan esbelta luna, a pesar de que sus carmines ojos se embelezaban de solo verla brillar, quien podría decirle que ella era mejor que aquella plateada esfera?.

Sentada, nada más que sentada sobre las tablas del muellecito que se precipitaba sobre la superficie del lago, esperaba ser abrazada por la brisa esa noche, pero ella nunca llegó, el lago se veía triste algo pasaba, levantó su rostro y los flequillos de su cabello negro se hicieron a un lado, la luna que le había robado su belleza no estaba, a donde había ido?, la silueta delicada y bien dibujada de la chica se levanto y estiró sus brazos al cielo, en tanto su melancólica voz pronunciaba palabras a ese infinito firmamento. ¿Luna donde estas? A caso No me escuchas?? Quiero ser abrazada una vez más por tu grandeza!!, su voz se apagó en la última frase, poco después sintió el calido tacto de unas manos aventureras que se abrían paso por su cintura, esas manos pararon y empujaron el vientre delicadamente, el dueño de esas manos la atraía hacia su propio cuerpo, la espalda de aku fue generosamente calentada por el cuerpo del chico, poco a poco baja sus brazos y también sus manos quisieron buscar de ese calor, llegando a rozar primero la piel varias veces, para luego posar sus palmas sobre los nudillos.

Decía que habían sonidos buenos y malos, esta vez el sonido que escucho el oído de aku, fue un sonido delicado, terso agradable, aquel que le brindaba ese calor, le permitía gozar también de esa calida voz, cuyo aliento chocando contra la piel de su helada oreja le redimía toda clase de fantasías, a caso era esto lo que sentía el lago cuando reflejaba a la luna en sus aguas?, el destino le estaba dando una lección sobre algún sentimiento?.
La ingenuidad curiosa de su ser le pedía a gritos asilenciados que se diera la vuelta y se viera reflejada en esos ojos que nunca le mentirían y que como el lago cada noche estaría dispuesto a reflejarla y darle un poco de su vida para que su luz nunca se marchitara, las manos blancas y delicadas de aku subieron por el cuello del muchacho hasta llegar a sus mejillas, su rostro se mostraba limpio hermoso, tranquilo como las aguas del lago.


El es su amigo que como la brisa se volvía extranjero y le traía aromas irresistibles, el que como la brisa también se volcaba de vez en cuando volviéndose un asaltante de su propio espacio, tomándola fuerte pero a la vez delicado la recuesta sobre el piso de madera del muellecito, sus ojos color a sangre demuestran la pasión con que podía dedicar una mirada, sus manos esculcan cada parte del cuerpo de aquella que seria como su luna, su vergüenza le jugaba una mala pasada y sus mejillas enrojecían al sentirse tan cerca de aquella frágil muñeca, por un momento el fuego de esa pasión se extinguió esperando la aprobación de aku, ella misma sabia que no era muy buena hablando, sin embargo sus manos se movieron casi que por voluntad propia, y agarraron del cuello al chico que por su posición parecía querer poseerla, <-kuro Chan! Se mi lago!-> una dudosa frase, pero no para aquel que comprendía el idioma en el que el silencio hablaba, sus ojos afirmaron sin necesidad de palabras lo que ella deseaba.



domingo, 22 de marzo de 2009

yami no kuni no aku! ♪


La mañana fria de un mes sin nombre, una muñeca de piel pálida levanto su mirada sus ojos carmines eligen al azar a quien su mirada dedicaran, las nubes difusas pasan lento un silvido en el viento, sus recuerdos hoy tampoco vendran, porque?? ver simples rostros, rostros sin rastros de nombres, porque viento?? porque te los llevas tan lejos??...

una mente que no recuerda se sumerje en la crueldad del silencio, los sollozos del alma que acongojada se encuentra buscando en el desierto, rastros de un recuerdo uno solo, uno que le devuelva la vida a la muñeca que no se libera de sus ataduras, que no recuerda como caminar, ni como reir, tan solo llorar... .




Los recuerdos son difusos y hasta invisibles, pero sabes que estan contigo, una muñeca frágil llora en su soledad haberlos perdidos, pero un día regresaran y le contarán del pasado

sakura no aku


cuando la oscura noche me cubre con su manto, cuando el silencio se hace más grande que el universo, cuando el corazón se congela por tanta soledad, mis ojos me traicionan y sin que yo me de cuenta unas lagrimas se resbalan por mis mejillas, miedo? tristeza? o tal vez impotencia?.. . aún no lo se, quisiera correr hasta donde mis fuerzas alcanzen, pero mis piernas no responden.

escapar! quisiera escapar, grito en silencio! grito para mi, podre salvarme? ...

despetar es aún más dificil que conciliar el sueño, si tan solo no los abriera cada mañana y a cambio pudiera vivir sumerjida en mis fantasias.. sería ideal...

mi grito es decesperado y desgarrador pero nadie lo escucha, solo yo!

el dolor es subjetivo, mis sueños son subjetivos.. a caso soy el producto de la imaginación de alguien? .....



quiero despertar un dia bajo el manto oscuro de una noche donde lluevan petalos de cerezo!